En la grada de los estadios de fútbol uno puede ver la pasión con la que los aficionados se entregan al equipo. Con sus camisetas enfundada y los sentimientos a flor de piel, los fanáticos no dejar de alentar a sus equipos. Y tristemente, son pocos los jugadores que son verdaderamente agradecidos con aquellos que les entregan todo su corazón.

Muchos quisieron crear controversia después del rifirrafe que tuvieron Xavi y Neymar durante la rúa en la que celebraron el triplete conseguido por el equipo. Muchos debatían el por que de esta discusión, pero en una entrevista para Sport, Xavi cerro de una vez por todas el debate:

“Me estaban intentado quitar los zapatos y empujándome cuando estaba subido al borde del autobús. Yo les dije que dejaran de hacer tonterías y que estuvieran por la gente que para eso es una rúa. Está bien llevar tres o cuatro cervezas, pero la rúa es para la gente y para darles las gracias y no puede ser que pases de todo y vayas a tu bola (…) En la rúa, la gente me daba las gracias y soy yo el que tiene que estar agradecido a todos ellos. Una pasada lo que he vivido estos días. Me lo llevaré para toda la vida.”

C

Da alegría ver como un veterano y capitán como Xavi le recuerda a Neymar lo que debe de distinguir a un futbolista: humildad y valores. El talento es de suma importancia en un jugador, pero si no va acompañado de madurez y crecimiento, ese talento se convierte en una estrella fugaz que brilla intensamente, pero por poco tiempo. Si no lo creen, solo volteen a ver a Ronaldinho.

Xavi nos ha dejado ver la madurez que ha adquirido a través de los años. Es un líder hecho y derecho. Un hombre que sabe ser agradecido con todas aquellas personas que le han apoyado en todo momento. Y por eso nosotros somos agradecidos con él. No hay nada que enamore más a un fanático que un jugador que sepa valorar lo que ellos hacen en las gradas. Es por eso que se fue no por la puerta grande, si no por la puerta que soló esta reservada para las leyendas. Es por eso que muchos aficionados alrededor del mundo se levantaron y le aplaudieron cuando entró a la cancha para jugar sus últimos minutos con la camiseta del Barcelona. Cuanto te vamos a extrañar, querido Xavi.

P.D. No puedo irme sin antes mencionar al gran Puyol. Otro señor que nos demostró con su ejemplo lo que es la humildad y la madurez. Prueba de ello, esté detalle tan enorme que tuvo con Abidal y Tito (que en paz descanse).

Escrito por Marianela Camelo

Regiomontana en Los Angeles. Amante del fútbol. Twitter: @manecamelo

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s